Destacados

8 cosas que he aprendido del 2017

Hoy estaba por casualidad buscando unas cosas por la red y me he topado con este escrito de 10 cosas que he aprendido en 2017. Me ha encantado, así que he decidido hacer "mi balance" basándome en esos puntos y en mis aprendizajes. 
No me voy a poner a hacer propósitos de futuro, sino que me voy a poner en modo "auto análisis personal" y hablar del año que ha pasado.
Estoy segura que dentro de unos años me leeré y probablemente hayan cambiado algunas enseñanzas o incluso añada o reduzca algunas... todo se verá. 
1.En la vida no hay reglas fijas. Dirige tú tus propias reglas sin dejarte influenciar por lo que dirán, tu vida es tuya, de nadie más, no hay nada más emocionante que rodar tu propia película. 
2.Fluir es mucho más efectivo que resistirse. Siempre he sido cabezota y he intentado ir contra corriente en muchos aspectos, pero llevo varios años dejándome llevar por las decisiones, los actos, los momentos, sin esperar nada a cambio, disfrutando cada momento, y os aseguro que es lo mejor que se puede hacer, a pesar de que a veces se tenga la sensación de ir cuesta abajo y sin frenos. 
3.Todo sucede por y para algo. Sin más, es algo que llevo comprobando hace tiempo.
4.De todo se aprende. Sean buenas experiencias o malas, siempre se aprende y no se pasa página hasta que no se interioriza ese aprendizaje. 
5.Todo depende. Pues sí. De ahí que lo que estoy escribiendo ahora, quizá lo cambie en unos días, meses o años. No hay cosa que más rabia me de que la gente que tiene un pensamiento y nunca sale de él. Tendemos a etiquetar a las personas, a las cosas... con un poco de empatía por ejemplo, todo depende.
6.Tus prioridades cambian. Esto es algo que siempre me ha sorprendido. Las personas cambiamos, crecemos, evolucionamos a través de nuestras propias vivencias. Lo que antes nos parecía imposible, ahora lo vemos posible o al revés, lo que antes dabas por hecho, ahora no lo ves tanto. Cuesta admitir que no solo nos pasa a nosotros, sino al resto de la gente. Por ejemplo, antes estabas o veías a tus amigas más a menudo, ahora con un par de reuniones al año van que chutan y es algo que realmente me duele porque vale, están las llamadas, los grupos del móvil, pero no es lo mismo. Y eso es porque cada persona crece, evoluciona, establece sus prioridades...La vida son ciclos de prioridades a fin de cuentas.
7.El positivismo es fundamental. Está claro que lo mejor es ver la parte positiva de las cosas. Si algo te derrumba, lo mejor es aprender de ahí y levantarse por mucho que cueste, el truco está en ponérnoslo fácil cuando se tuercen las cosas. No hay que obligarse a hacer cosas que no se quieren o pensar el qué dirán, lo mejor es tener confianza y seguridad en una misma y recordar el punto 2 y 3, jeje.
8.El amor es el motor de la vida. Dicen que es la felicidad, pero sinceramente creo que si no amas, no llegas a ser feliz realmente. He aprendido que lo material es eso, algo que está ahí pero que no te aporta nada. Cuantas veces hemos visto en TV gente con muy pocas cosas materiales, de cualquier país pobre pero aún así es feliz. Así que lo mejor es estar con los que quieres, con tu gente, con quien te aporta, no con quien te resta, con esos que te hacen ser mejor persona, porque haciéndolo así, es cuando te sientes feliz. Vale que algo material en forma de viajecito por ejemplo, ayuda a la felicidad, pero ya me entiendes :-)
FELIZ DIA Y FELIZ VIDA, COMO SIEMPRE

Comentarios