Ir al contenido principal

Destacados

Cuenco con forma de hoja de monstera

Hooolaaa!!! ya sé que publicar un domingo es tirarse al vacío ya que  apenas hay lector@s, pero en los tiempos que corren es el único rato libre que tengo para dedicarle tiempo al blog.

Bueno, ya habréis visto varias cosas hechas con pasta de modelar, si, esta que se seca al aire y que no necesita horno ni nada. Pues como tenía que gastar la mitad de un paquetito de cuando hice el porta macetas con patas, se me ocurrió hacer un cuenco o "vacia joyas"  para la mesita de mi habitación. Así por la noche, cuando voy a acostarme, dejo allí los  pendientes o anillos que he llevado ese día, para  dormir plácidamente sin ningún elemento que moleste.
También puede valer para adornar cualquier rincón de la casa haciendo varios tamaños, e incluso, al tener el color dorado, nos valdría como decoración navideña :-)


Necesitamos un trozo de pasta de modelar, un molde o dibujo de la hoja de monstera, tijeras, rodillo, cutter, lija de grano muy fino, pincel y pintura.

1- Empezamos amasando …

Cajón con ruedas

El otro día estuvimos de compras en Ikea. Ya sabes que ir allí es una perdición porque vas a por dos cosas y acabas con 10, pero ¡en fin! es algo que ya lo tengo asumido.
El caso es que una de las novedades de este año son las cajas knagglig para almacenar cualquier cosa y que encima quede requetebonito, para variar...Así que como los Reyes Magos se portaron muy bien en cuanto a libros se refiere y aprovechando que ya no nos quedaba mucho sitio en las estanterías, decidí comprar una de estas cajas para ponerle ruedas y hacer "más accesible" la lectura para mis dos fierecillas (hasta ahora siempre me tenían que llamar o yo misma les bajaba los libros de las estanterías).

Basta con montar la caja y comprar 4 ruedas giratorias en cualquier tienda de bricolaje o "asian shop" (forma fashion de llamar a las tiendas de los chinos), y unos tornillos "rosca-chapa" cortitos para no atravesar la madera (tip para novatas en bricolaje). Sé que no he descubierto América, pero por si la idea no se te ha pasado por la cabeza te muestro mi resultado.



Hay mucha gente que pinta y decora la caja pero a mí me gusta tal cual, natural, y más para una habitación de niños muy blanca (los toques de color solo están en los juguetes y en la ropa de cama.) de modo que así la dejé. Lo único es que puse la palabra "libros" con unas letras adhesivas de foam que tenía por ahí compradas.
Una nota aclaratoria es que las ruedas no las busqué muy altas con el fin de poder "esconder" el cajón en una mesita baja blanca modelo lack, también de Ikea.


¡Así que este ha sido mi DIY del fin de semana! pequeñito pero resultón ¿no crees?. Al pequeño le faltó tiempo el sábado de buena mañana para ojear todos los libros que pudo, ¡suyos y de su hermano!, jejeje.



FELIZ DIA ¡COMO SIEMPRE!

Comentarios

  1. Una idea fantástica para esa caja de Ikea, que por cierto me tiene completamente enamorada. Estoy como loca por hacerme con una, a ver si saco tiempo...
    Super cómoda y accesible para los peques. Todo lo que se haga por fomentar sus hábitos de lectura me parece maravilloso, y si encima es de esta forma tan decorativa, mejor que mejor!
    Un besote fuerte, guapa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres hacerme feliz... coméntame lo que piensas :D
SABES QUE UN BLOG SE ALIMENTA Y CRECE CON TUS VISITAS, ASÍ QUE TE INVITO A NAVEGAR POR DONDE QUIERAS POR MI PÁGINA!
GRACIAS!